La Batalla de la Cañada de la Cruz en Exaltación de la Cruz

Archivado en: Historia — Hector (Meco) Martignoni @ 16:24

La Batalla de la Cañada de la Cruz

28 de Junio de 1820

 

Esta batalla tuvo lugar en nuestro distrito de Exaltación de la Cruz, y junto con la de Cepeda, fueron decisivas para la instauración del sistema federal en nuestro país.

El 28 de junio de 1970, en conmemoración del sesquicentenario, durante el gobierno municipal de Agustín Petrucelli, por iniciativa del Profesor Miguel Hangel González, se erigió un monolito en el lugar donde ocurrieron los hechos.

28 de junio de 1970. el Profesor Miguel H. González durante la Inauguración del monolito.
28 de junio de 1970. el Profesor Miguel H. González durante la Inauguración del monolito.

batalla_de_la_canada_de_la_cruz_monolito-05
El monolito en la actualidad.

Con el año 1820 recomenzaron las hostilidades de Santa Fe y con ellas la disolución del Directorio y el Congreso, la dispersión de las fuerzas en Cepeda, la desorganización del ejército del Perú en la Cruz Alta, el desencadenamiento de la prensa, y la alternativa de una serie de gobernadores puestos y quitados casi semanalmente por el furor de los partidos que se disputaban el mando.
Entre 1819 y 1820, al verse marginadas por la Constitución del 19, las provincias se encierran en sí mismas. Es el sentido centralista del proceso, hacia 1819. En ese silencio, en ese desastre económico en que se ven sumidas, renace el sentido feudal con el principio del senior, exteriorizado en la forma política del caudillo. Y estos caudillos, señalan la causal de las autonomías de las provincias avasalladas: es Buenos Aires, es el puerto, son las tarifas de avalúos. Es el sentido centralista del proceso hacia 1820.

 

batalla_de_la_canada_de_la_cruz-013_fusil_rifle
Fusil levantado por un arado, en la década de 1970, en los campos donde se desarrolló la batalla.

Algo agregaría fricción a todo esto: el Cabildo de Buenos Aires, que anunció la revolución de 1810, ahora sutilmente ha recobrado el poder por falta de gobierno efectivo, y lo ejerce con la habilidad trasmontana que lo caracterizó siempre. Él es el poder por antonomasia, exista o no un gobernador.
Lo que sí existe, y es una realidad, es el Comandante en Jefe, y un mismo día, otro Comandante en Jefe. El día de los tres gobernadores. El día que en Buenos Aires, el gobierno no tuvo tiempo para asistir a un entierro de pobre de solemnidad. El Cabildo, Ramos Mejía y Soler, a la sombra solemne de Manuel Belgrano bajo seis palmos de tierra.
(N. de R.: Esto que ocurría el día 20 de Junio de 1820, ayudó a que el fallecimiento de Belgrano fuese casi inadvertido. El único diario que publicó la noticia fue “El Despertador Teofilantrópico”, que era redactado por el fraile franciscano Francisco de Paula Castañeda.)

batalla_de_la_canada_de_la_cruz-014_fusil_rifle
Fusil levantado por un arado, en la década de 1970, en los campos donde se desarrolló la batalla.

Buenos Aires nunca quiso comprender que desde que las provincias se dedicaron a sí mismas, y se nombraron sus gobernadores, ella fue una provincia más.
El interior siempre desconfió de Buenos Aires y no pasó del Arroyo del Medio, siempre y cuando el gobernante de turno fuese de su particular agrado o confianza.
A su vez, Buenos Aires teme el avance de las provincias, no solo por razones políticas.
Por ahí, ya producida la invasión del Ejército Federal, cuando el general López llegaba a San Nicolás, solo entonces el 24 de Junio de 1820, Manuel Dorrego, Comandante de Armas y Gobernador Delegado de Buenos Aires, decide la prisión colectiva de las figuras políticas vinculadas al Congreso, la de los “padres” de la Constitución de 1819 y de todos los asociados al Directorio.
Pero ya es demasiado tarde. No son los localismos los que han cruzado el Arroyo del Medio, sino el federalismo encarnado. Ese avance es subestimado por los porteños en todos los órdenes de la vida: he ahí el error de cálculo que produce la derrota de la Cañada de la Cruz, el 28 de junio de 1820.
El final de esta batalla es sangriento; quizás el combate más reñido y decisivo, donde se pasa a degüello, más que a hombres, a ideas.
Esta batalla, fue decisiva para la instauración del sistema Federal en Argentina, (de ahí su importancia).
Cuando culminan las acciones del 28 de junio de 1820, en la Cañada de la Cruz, el primer acto político que realiza la fuerza vencedora, es el de designarle a Buenos Aires un Capitán General, un Gobernador.

 

batalla_de_la_canada_de_la_cruz-012_fusil_rifle
Fusil levantado por un arado, en la década de 1970, en los campos donde se desarrolló la batalla.

 

La Batalla

 

El 25 de junio en Buenos Aires se sucedían algunos acontecimientos importantes: El coronel Manuel Ramírez es designado Comandante General de Artillería; a los tres días (27 de junio) se lo da de baja. El Comisario General de Guerra dispone el traslado a Luján de 3 carretillas de armamentos y un oficio para el Gobernador en campaña, Miguel E. Soler. Lo conduce el sargento mayor Antonio Ramírez, que llegó el 28 de junio a las 7 u 8 de la mañana.

batalla_de_la_canada_de_la_cruz-009
Estancia de Narcisa Saavedra y Sosa de Lavallén y Lozano, donde estaba Soler. (Imagen año 1969).

 

Ante la noticia que los invasores (los federales) estaban ya en Capilla del Señor, Soler sale de Luján a marchas forzadas con la esperanza de sorprender a las tropas de Estanislao López. Ramírez entrega el armamento al coronel Holmberg, y sigue a Soler con un cajón de útiles y municiones para el cuerpo de Dragones, que se había adelantado rumbo a la estancia de doña Narcisa Saavedra y Sosa de Lavallén y Lozano, en las cercanías del lugar donde habrían de producirse los acontecimientos militares, ese mismo día (28 de junio).

 

 

batalla_de_la_canada_de_la_cruz-001

 

 

En una parte del extenso relato del general Estanislao López manifiesta:
“Me resolví, dispuse el movimiento del Ejército y marché hasta la Cañada de la Cruz. Allí se presentó una Diputación del Gobernador Soler, convocándome a la paz, que yo estaba pronto a abrazar bajo justas condiciones. (…) cuando se me avisó que la vanguardia enemiga había intentado sorprender a la de mi mando (…) avisado el enemigo por la Diputación (representación) cesó el fuego el coronel Pagola, esperando la resolución de Soler”

 

 

López interpretó la conformidad de lo propuesto hasta que descubre su error al ver llegar en la tarde un respetable refuerzo de su enemigo, que atacó con fiereza sobre las tropas de Estanislao López.
El Comandante en Jefe y Gobernador en campaña (Soler) había dispuesto sus tropas en la banda derecha de la Cañada de la Cruz a poca distancia de la estancia, donde se había situado el cuerpo de Dragones. El ala derecha estaba al mando del coronel Manuel Vicente Pagola, e integrada por los Colorados de las Conchas, un fuerte destacamento de Blandengues, algunas milicias y parte de la infantería apoyada por una pieza de artillería. En el centro, el regimiento de Dragones de Buenos Aires (escolta del general Soler), unos 200 milicianos, fuerzas de línea, con 4 piezas de artillería. El ala izquierda las compañías del Tercio Cívico con milicias de caballería, al mando del general Domingo French, Jefe del Estado Mayor del Ejército de Buenos Aires. Soler, con el Estado Mayor y un pequeño cuerpo de reserva, se situó a la retaguardia de la división del centro.

 

batalla_de_la_canada_de_la_cruz-007
Reja y ventana en la estancia La Paterna, ocupado por López y sus tropas. (Imagen año 1969).

“El 28 de junio por la mañana, ambos ejércitos estaban a la vista, divididos por la Cañada de la Cruz, hondo repliegue del terreno de la pampa (…) (Bmé. Mitre op. cit, p. 209)
Hacia el mediodía el ejército de Buenos Aires inició el ataque con la agrupación derecha (Pagola), que atravesando la cañada cargó contra la izquierda federal a órdenes del general chileno José Carrera, que al principio cedió. Horas antes López y Carrera viendo los acontecimientos que se venían, mandan a buscar los refuerzos que tenían preparados a las órdenes del coronel Benavente, en San Antonio de Areco. Avanzando con rapidez llegan a la Cañada entre las 11 y las 12.
La milicia de Rosario, con un destacamento de chilenos, formó la división de la derecha, mandada por el teniente coronel García; los húsares chilenos ocuparon el centro bajo las órdenes del coronel Benavente, y los dragones de Santa Fe comandados por el general López, se opusieron a Los Colorados contra el ala derecha del enemigo.
En el área donde se produjo la batalla, la margen izquierda es la más alta y por lo tanto la más estratégica, sobre el antiguo camino a las provincias. Desde allí, López abarcaba de un solo golpe de vista la situación y comprende que el único peligro está en la división del centro, ya que la izquierda enemiga iba a caer en la trampa de los pantanos.
Durante algún tiempo del combate no se pudo ver ventaja, ni de una ni de otra parte, pero cuando la división chilena contraatacó a Pagola, las fuerzas milicianas de éste empezaron a dispersarse, al punto que tuvo que recurrir a los veteranos para contenerlas.
Soler relata los hechos del 28 en estos términos… “jamás se ha hecho una carga más fuerte que la mandada personalmente por mí a los Dragones; estos eran doscientos y aunque tenían por su izquierda igual número de milicias, aquellos solos pelearon contra la mejor tropa de los enemigos que eran Santafecinos como trescientos cincuenta, haciendo y sufriendo un estrago recíproco.
Los Dragones de Santa Fe fueron rechazados por los Colorados, y se retiraron, huyendo por espacio de trescientas yardas (270 mts.). Entonces la división mandada por French avanzó para cargar contra las fuerzas del coronel Benavente. Pero la agrupación izquierda de los porteños, colocada al borde del sector más pantanoso de la cañada, al intentar el cruce se hundió en el fango, para caer prisionera en su totalidad, sin disparar un tiro.

 

batalla_de_la_canada_de_la_cruz-005
La Cañada de la Cruz, en el lugar donde se desarrolló la batalla, (zona pantanosa donde quedó bloqueado el general French). Imagen obtenida en 1969.

 

En el centro, los hechos siguieron otro curso: Soler cruzó la cañada con el apoyo de los artilleros, lanzando una carga desordenada contra la legión de jefes y oficiales proscriptos de Alvear, que por dos veces consecutivas le hizo frente sin éxito, hasta que al final fue deshecha y obligada a retirarse sobre su reserva.
López, con sus Dragones de Santa Fe, cargó estrepitosamente como acostumbraba, contra los Dragones de Buenos Aires, poniéndolos en fuga. Al ver esto, los Colorados de las Conchas, que en la derecha enemiga habían ganado ventajas, retrocedieron antes de ser sorprendidos por la retaguardia.
La división de Pagola, muy maltratada, fue la única que se salvó del desastre al ponerse en retirada por el camino del Pilar.
Hubo una gran dispersión al término de la batalla, alrededor de las cuatro de la tarde; los federales hicieron lo suyo a lo largo y ancho de unas seis leguas. Los heridos fueron recogidos en carreta la noche del 28 y enviados a un hospital improvisado en Luján.
Antes que el ejército federal arribara a esta Villa, capituló la infantería ligera, a órdenes del coronel Celestino Vidal, unas 600 plazas constituidas por negros, que quedaron allí, a disposición del general Alvear junto con los prisioneros. Vidal fue conducido a Morón, donde permaneció detenido hasta el 8 de julio.
Entre prisioneros, heridos y muertos, el ejército de Buenos Aires había perdido unos 780 hombres, y en parte su artillería.

 

batalla_de_la_canada_de_la_cruz-012
Croquis de la Batalla de la Cañada de la Cruz (28 de junio de 1820), en la libreta del general chileno José Miguel Carrera.

 

 

Al decir de Bartolomé Mitre: “Tal fue la batalla de la Cañada de la Cruz, ganada como la de Cepeda, por los federales con casi la mitad menos de fuerza. Ambas tienen en común, su ninguna importancia militar, su trascendencia política, su corta duración, y en que en una y otra se salvó una respetable columna que sirvió de base a una nueva resistencia.

Según importantes historiadores, coinciden que la batalla de la Cañada de la Cruz, junto con la de Cepeda, sentaron las bases definitivas de la instauración de un gobierno federal en nuestro país.

 

 

 

 

 

 

Fuentes:
Prof. Miguel H. González – Archivo General de la Nación – Bartolomé Mitre – Foto Meco de Capilla del Señor

 

.

Capilla del Señor en Alta Definición

Archivado en: Noticias — Diego @ 01:49

Mientras remodelamos el sitio web, algunas imágenes de Capilla en Alta Definición

15º Concurso Internacional de Saltos Hípicos Haras El Capricho 2013

Archivado en: Noticias — Diego @ 10:57

El 15º Concurso Internacional de Saltos Hípicos CSI Haras El Capricho, se realizará del 7 al 10 de noviembre de 2013, en Capilla del Señor, Partido de Exaltación de la Cruz, Prov de Bs As.

Este concurso, uno de los más importantes de América Latina, es patrocinado por la Federación Ecuestre Argentina y la Federación Ecuestre Internacional.
El Haras – presidido por el Doctor Gerardo Werthein – cuenta con 4 pistas de nivel internacional, en dos de ellas, competirán los binomios más importantes del mundo ecuestre.

Haras El Capricho 2013-001
Gerardo Werthein con Martín Dopazzo, ganador del Concurso 2012.

Una nueva edición de la fiesta hípica que ya se transformó en una tradición única y esperada por todos.

Patrocinado por la Federación Ecuestre Internacional y la Federación Ecuestre Argentina, el concurso se consolida luego de trece años de éxitos, y ya en camino al decimocuarto.

Es una verdadera Fiesta que crece año tras año en público, en repercusiones y en entusiasmo, y se renueva en cada edición con la prestigiosa visita de figuras y artístas de gran nivel nacional e internacional. Una vez más lo esperamos para compartir la enorme variedad de propuestas, las emociones y la gran diversión de El Capricho junto a toda la familia.

A las pistas donde el deporte es la estrella, se suma un apasionante escenario donde estrellas de altísimo nivel presentan sus shows rodeados por un entorno natural único y con la más sofisticada tecnología de luces y sonido.

Como ha sucedido a lo largo de estos 14 años de concurso, Haras El Capricho recibirá con aplausos y emoción el talento de importantes artistas sorpresa que ofrecerán un espectáculo inolvidable, que presentarán -a las 12:00 hs- sus SHOWS MUSICALES en VIVO con entrada libre y gratuita.

 

Ya están confirmados los artistas que actuarán en el escenario mayor.

El Sábado 9 se presenta la banda AGAPORNIS

El Sábado 9 en El Capricho se presenta la banda Agapornis
El Sábado 9 en El Capricho se presenta la banda Agapornis

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El Domingo 10 se presenta el dúo Illya Kuryaki and the Valderramas

El Domingo 10 en El Capricho se presenta el dúo Illya Kuryaki and the Valderramas.
El Domingo 10 en El Capricho se presenta el dúo Illya Kuryaki and the Valderramas.

 

La competencia, tendrá un programa especial que será televisado por la cadena deportiva ESPN.

La entrada es libre y gratuita. El espectáculo no se suspende por lluvia.

Página siguiente »